Archivos Mensuales: enero 2017

La frontera cuando trunca tu destino

Estándar

Que frío hacía en la capital de Bulgaria, -10°C no dejaban indiferente a nadie ni mucho menos a mi,  no dudé en comprar un boleto con destino a Atenas en Grecia donde todos me aseguraban que el clima me acompañaría y el sol se haría presente en mi aventura.

El viaje comenzó a las 3 de la tarde y a las 7 llegábamos a la frontera para esperar el próximo tren que nos llevaría a la capital griega. Desde el momento que llegamos a la frontera la cosa empezó a verse un tanto complicada, algo no iba nada bien. Policías rodearon la sala de espera y con un inglés escaso nos avisan que no podemos salir de la sala hasta que el tren llegara en algo de 2 horas.

En la sala habíamos 16 personas esperando ansiosos el tren, unos más que otros.

Sirios en la frontera.

10 sirios estaban en la sala junto con nosotros esperando pasar la frontera y tomar el ferry. Para ellos no eran vacaciones, ni muchos menos buscar el sol y el calor, era una oportunidad de cambiar su destino, su vida, esa que anteriormente fue despojada del lugar de donde habían nacido y que involutariamente tuvieron que desalojar por la guerra que se vive en su país y de la que todo el mundo sabe pero que hacemos oídos sordos a lo que pasa.

Entre todos los sirios habían 2 pequeñitos no más allá de 3 años, inocentes que solo querían jugar y no tenían idea que era lo que pasaba en el entorno. Los niños solo quieren jugar y comer, su sonrisa es pura y alegraba la sala lúgubre y fría en la que esperábamos el “destino”.

Pasaporte Por favor.

El momento llegó, el policía griego se acercó a la sala que cada estaba más fría porque la calefacción no funcionaba y en el exterior habían -7°C.

OK, Passport control. De dónde eres? Siria? Hmm y empezaron los interrogatorios y muestra de suficiente dinero para recién tomar el pasaporte sin ninguna certeza que la estampa necesaria estuviera allí. A nosotros también nos pidieron el pasaporte pero ninguna pregunta ni nada.

Cuando el policía salió de la sala del destino, todos los sirios comenzaron a mostrar todo su nervio, las mujeres rezando, los pequeños consternados en que estaba pasando y que no entendían porque papá no quería jugar con ellos. Papá estaba tratando de alentar a su mujer de que todo iba bien y que podrían comenzar una nueva vida en Grecia, en la Unión Europea y tener un futuro alentador. Pero el oficial llegó al cabo de unos minutos, les entregó el pasaporte y no había estampa en su pasaporte, debían volver a Sofía, su petición no había sido aprobada, no había futuro en la unión europea para ellos.

En ese momento, hubo un silencio en la gélida sala de espera. Nadie podía creerlo, las mujeres estaban consternadas y sin una palabra que decir. El frío y las lágrimas fueron los protagonistas, incluidos en mis ojos. Era algo que jamás había vivido y que tampoco quiero volver a vivirlo, un sentimiento amargo, una impotencia de no poder hacer nada y tener que tomar el tren y ellos que se queden ahí esperando un tren de regreso, cargado de amargura, desilución y la esperanza rota.

Datos de la Guerra Civil en Siria.

Desde que comenzó en 2011 la guerra en Siria, más de 4 millones de sirios han abandonado su país por miedo a que pierdan sus vidas o porque lo han perdido todo.

Todos hablamos de Sirios en Europa, refugiados que muchos países no quieren porque dicen que hay mucha gente en su país y ya no pueden financiar a más personas. Alemania, ha recibido más de 100 mil refugiados y con un sistema de inserción en donde les enseñan el idioma para que puedan trabajar e integrarse a la sociedad alemana. En tanto, Grecia ha optado últimamente por cerrar la frontera por la crisis que están viviendo y porque algunos sirios están haciendo desmanes en el país. Es mejor cerrar la frontera a gente que la necesita y hacernos los ciegos no?…

Para que tengamos una información un poco más amplia, más de 2 millones de Sirios están hoy en día en Turquía, un país que cada día tiene más peleas internas, más problemas económicos pero que los ha recibido y no ha puesto ningún problema. Y algunos se quejan por recibir a 10 sirios que solo querían una vida mejor.

150909174116_syrian_refugees_all_spanish

 

Todos podemos estar en la situación que están viviendo los sirios hoy, y quienes somos nosotros para negar una entrada a la tierra que es de todos, porqué una frontera tiene que truncar el sueño a tener una mejor vida? Si nosotros estuvíeramos en su situación no haríamos lo mismo?